Reflexiones ante la partida de un soldado.

(Originalmente posteado el 27 de febrero de 2008)

Como ya les he dicho en anteriores intervenciones, me gusta escribir, y hoy no puedo dejar pasar la oportunidad para reflexionar un poco sobre el legado de un soldado que al igual que nosotros peleó para lograr ganar la buena batalla. En mi trasanterior reflexión mencioné un poco sobre él, pero ante su fallecimiento el día 24 de febrero, creo que es justo detenernos un momento y recordarlo o conocerlo en algunos casos. Con la ayuda de varias publicaciones, y blogs he podido hacer este resumen de su vida (no de su muerte):

Larry Norman: Una vida peleando la buena batalla.

Sus inicios: Larry Norman es considerado por muchos de nosotros como “el papá del rock cristiano”. Durante la época convulsa de clima tenso político y económico de los años 60, fué él quien logró hacer el “crossover”, lo que significó reconocimiento en el mundo de la música combinando letras cristianas con música rock. Para muchos fue una persona polémica pues era “demasiado cristiano para el ambiente secular y demasiado secular para el ambiente cristiano”; afirmación que me ha cautivado por años.

Larry se topó con inconvenientes desde el inicio de su carrera, pues recordemos que en los años 60, no era bien visto la combinación de música rock con letras de profundo contenido cristiano. Era la época en que rock = música del diablo.

Pero Larry tuvo siempre claro su propósito en la vida: ser un instrumento para el plan de Dios. De ésta forma, fue un líder de adoración que tomó partido, que tuvo siempre una opinión, aun cuando significara ir en contra de la mayoría. Sus canciones se caracterizaron por ser denuncias en contra de todo aquello con lo que no estuviera de acuerdo, como el racismo, el aborto, las drogas, el exceso de concentración de riqueza y la avaricia; y contra el sexo fuera del matrimonio.

Siendo un líder de adoración, viviendo en la época del apogeo de la exploración espacial, que causaba furor en el mundo entero, Larry lanzó severas críticas contra el programa espacial norteamericano, ya que siempre consideró que era excesivo el gasto de recursos cuando la situación mundial reflejaba la imagen espantosa de personas muriendo de hambre. En su canción “The great American Novel”, plasmó su disconformidad con la situación de la época; y deja claro que estaba en contra del uso de Dios como una manera de validar la política estadounidense, afirmando que si llegaban antes a la luna que los rusos, era porque Dios estaba de su lado y así le demostrarían a los rusos que Dios los apoyaba. Sobre el racismo fue tajante incluso cuando en la época algunas iglesias fundamentalistas blancas del sur de los Estados Unidos a principios de los 70, sostenían la segregación.

Siendo controversial como lo fue no es de extrañar que en 1968, el lanzamiento del disco titulado “Upon this rock” fue el detonante para que estallara la polémica. Y si bien es cierto nunca se encontró error doctrinal alguno, fue despedazado por la prensa de la época. Sobra decir que hoy en día la misma prensa considera su trabajo como de los más influyentes en la música del siglo XX al lanzar todo un nuevo género: el rock cristiano.

Su carrera: Larry probó suerte como cualquier músico de la época, buscando disqueras que le permitieran más libertades para componer, y lo que más asombra es que no fue en productoras cristianas, sino en productoras judías donde se le dio más apoyo.

Realizó un concierto en China, y comentó alguna vez: “Me dijeron que fuera cuidadoso con lo que decía. Antes de ir a China habían arrestado a 2.000 cristianos. Y había un hombre que me seguía todo el rato. Si yo iba al baño, él me seguía. Un día desapareció, pude escaparme a ver algo del país y encontrarme con algunos cristianos clandestinos, con cuidado para no comprometerlos.”

En 1989 pudo tocar en el Moscú pre-democrátrico. Las autoridades no sabían que se trataba de un concierto de rock cristiano. Parece que cuando se enteraron hicieron que en el hotel le sirvieran un plato envenenado de forma que se sintiese mal y ni pudiese salir al escenario. Cuenta Norman que incluso llegaron unas falsas enfermeras para hacerle quedar en la habitación y quizá para eliminarle, una forma común que tenía la KGB de hacer desaparecer gente. Contó que “empecé a rezar, las enfermeras entonces discutieron entre ellas y se fueron”. Norman salió al escenario, pero el ejército llegó en 20 minutos y canceló el concierto. Como a cualquiera de nosotros le incomodaba hablar de él o contar sus historias, una vez dijo a un periodista: “Me cansa hablar de mí mismo porque he pasado muchas aventuras y muchos en la comunidad cristiana pueden pensar que miento o exagero”.

Lo cierto es que Larry fue bendecido de muchas maneras. Para la grabción del disco “Only visiting this planet” el productor de los Beatles, George Martin, colaboró con él. Entre sus amigos contó con Paul McCartney, Alice Cooper, Janis Joplin, Bob Dylan y muchos otros músicos famosos. A ellos les ofreció el mensaje de salvación, siendo negativa la respuesta en la mayoría de las veces. En ocasiones escribió canciones con referencia a ellos y a lo maravilloso que sería estaro todos tocando juntos para adorar a Dios; siendo a mi gusto la mejor:

Song for a small circle of friends

Well my life is filled with songs
But I just could not get along without my friends
And I’m happy now, but when this good life ends
I know a better life begins.
And love to you sir Stonehill,
Armed with your axe full gallop on your amp.
You’re crazy and you know it,
But I love you as we both crawl toward the lamp.
With Clapton on guitar, and Charlie on the drums.
McCartney on the Hoffner bass with blisters on his thumbs.

Dear Bobby watch your fears all hide
And disappear while love inside starts growing,
You’re older but less colder
Than the jokes and folks you spent your childhood snowing.

And someone died for all your friends
But even better yet, he lives again.
And if this song does not make sense to you,
I hope His spirit slips on through, He loves you.

Bandas de la talla de D.C. Talk y Newsboys sacaron del olvido las canciones de Larry y las han rejuvenecido y mostrado a una nueva generación hambrienta por el mensaje de la salvación; de la cual formo parte yo.

Su lucha: Se veía a si mismo como un soldado, como nosotros nos vemos, y consideraba que estaba al otro lado de las líneas enemigas: “En cierto sentido, mi misión era cruzar las líneas enemigas y expandir la Buena Nueva”, expuso en su web. “Pienso que he estado en guerra en contra de cierta mentalidad de los evangélicos desde 1956, cuando decidí que los jóvenes necesitan algo más, cuando empecé a escribir y cantar. Creo que había una guerra en marcha, una guerra por el corazón de los jóvenes. No siempre encuentran algo en su iglesia. Creo que mi papel es decir: no abandones a Dios, no pienses que no hay nada para ti sólo porque no te gusta esta congregación particular que es la que conoces”. “Con Upon this rock intenté crear canciones para las que no hubiese una aceptación anticipada. Usé humor corrosivo y sarcasmo tanto como pude, lo que no es un aspecto tradicional de la música cristiana. No eran canciones escritas para cristianos, no, era más bien como una lucha callejera. Estaba diciendo a los cristianos: voy a presentar el evangelio y no lo voy a decir como tú quieres, este álbum no es para ti. Yo cantaba directamente a gente que odiaba la iglesia y dudaba de la existencia de Dios. Pero podían tener un toque emocional o intelectual con mis canciones. Sentía que alguien tenía que luchar por la dignidad del escéptico, hacerse amigo suyo y recomendarle que se permitiese mirar a Dios más de cerca.” Su filosofía de vida era muy clara: “Solo estoy visitando este planeta” y trató de hacer todo lo que pudo para usar el tiempo de su visita para expandir el reino de Dios y la buena nueva.

Un plan para su vida: “Yo creía que mi música sería una nueva dirección en la política de la iglesia, pero también que tenía que ser suficientemente artística como para que incluso un no creyente se sintiera aludido. Pido perdón por tener la arrogancia de un jóven de 18 años, pero mi corazón tenía motivos puros, así que creo que Dios me usó un poco, para hacer algo con un efecto positivo”.

Larry estaba convencido de que el llamado proviene de Dios: “Se supone que somos la sal y la luz del mundo. Así que animaría a los artistas cristianos a escuchar a Dios. Si Él les pide que se hagan seculares, deberían seguir el mensaje. A veces hay jóvenes en una banda cristiana porque quieren estar en ella, no porque Dios les haya llamado. Tienes que estar ahí porque Dios te ha elegido para realizarlo. Pero si Dios te recluta, también te equipará, y sabrás lo que has de hacer.”

“Pienso que en el futuro muchos artistas jóvenes van a descubrir que Dios les está llamando a tomar sus guitarras y espadas y salir al campo de batalla. Pienso que la música cristiana está mejor que nunca y me alegro si he servido para animar a otros artistas.”

Sus últimas palabras: Dándose cuenta el sábado (un día antes de morir) que ya su tiempo había llegado, dejó este mensaje que me demuestra una vez más que lo que importa en esta vida es dejar que la voluntad de Dios se cumpla en uno, y a través de uno, y poder decir al final: “Yo, por mi parte, ya estoy a punto de ser ofrecido como un sacrificio, y el tiempo de mi partida ha llegado. He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe. Por lo demás me espera la corona de justicia que el Señor, el juez justo, me otorgará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que con amor hayan esperado su venida.” 2da Timoteo 4: 6-8.

Larry dijo:

“I feel like a prize in a box of cracker jacks with God’s hand reaching down to pick me up. I have been under medical care for months. My wounds are getting bigger. I have trouble breathing. I am ready to fly home.

My brother Charles is right, I won’t be here much longer. I can’t do anything about it. My heart is too weak. I want to say goodbye to everyone. In the past you have generously supported me with prayer and finance and we will probably still need financial help.

My plan is to be buried in a simple pine box with some flowers inside. But still it will be costly because of funeral arrangement, transportation to the gravesite, entombment, coordination, legal papers etc. However money is not really what I need, I want to say I love you. 

I’d like to push back the darkness with my bravest effort. There will be a funeral posted here on the website, in case some of you want to attend. We are not sure of the date when I will die. Goodbye, farewell, we will meet again.

Goodbye, farewell, we’ll meet again
Somewhere beyond the sky.
I pray that you will stay with God
Goodbye, my friends, goodbye.

Larry”

La analogía de ser el premio en la caja de cereal es tan simple, pero tan profunda: Dios nos anhela, y nos busca y nos llama. En algún momento todos volveremos al lado de Dios; pero lo que importa es pasar la vida cumpliendo el propósito que Dios nos encomendó; y tener la convicción de que uno lo logró al final. A mi en lo personal me inspiró a meterme en esto de la música cristiana, como ya lo saben, y ahora me inspira a seguir peleando la buena batalla y a llevar a todo el mundo el mensaje de salvación y amor de Dios. Espero poder llegar al final de mi carrera con la misma convicción que él.

 

El presente texto es propiedad intelectual de Fernando Herrera Ospino. ®Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total sin el consentimiento por escrito del autor. Para reproducciones contactar a herreraospino@aol.com.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s