Grabación del Nuevo CD de Crossover

Hola.

Gracias por tomarte el tiempo de leer esto. Se que estás buscando novedades sobre el proceso de grabación del nuevo CD de Crossover. Cómo van las canciones? A qué sonamos ahora? Que instrumentos o equipo estamos usando? Cómo se siente estar en el estudio? Todas las preguntas son válidas, y tienen su respuesta; pero antes, es necesario entender lo que realmente es importante.

Por favor, grabá esta imagen en tu mente, y tenela fresca con cada palabra que leás en adelante: Dave Grohl, vocalista y líder de la banda de rock Foo Fighters, de pie, aparentemente abrumado, siendo el centro de atención de 88.000 personas, sí; ochenta y ocho mil personas, prometiéndoles que ese concierto sería recordado por todos, y que en 20 años aun estarían hablando de ese concierto… Fue su último concierto antes de separarse. 88.000 personas pendientes de lo que Foo Fighters tenían para decirles; esperando recibir el mensaje que iba a ser transmitido por ellos esa noche. Y a lo largo del concierto, tema tras tema, se acrecienta la espera. Pero el mensaje nunca llegó. Una vitrina gigante que se dejó vacía. 88.000 personas se fueron a su casa sin haber recibido mensaje alguno más que: “this is fuckin’ awesome”.

Yo no tengo una audiencia. Pero si estás leyendo estas líneas, para mí sos igual de importante que cualquiera de los 88.000 que presenciaron a Foo Fighters en ese concierto. Pero hay una diferencia: Yo si tengo algo que decir.

Desde el miércoles de esta semana, hemos estado en un “encierro” simbólico; conviviendo; soltando nuestras personalidades y dejándolas actuar libremente. Este experimento social/espiritual ha arrojado resultados muy interesantes. La convivencia ha permitido que cada uno de nosotros devele su personalidad real. Y la suma de nuestras personalidades ha dejado un balance muy revelador. Nosotros nos comportamos como todos los demás. Igual. Dentro de las puertas del estudio de grabación llegamos a ser cualquier persona en la multitud. Cualquiera. Con un agravante; nosotros no debemos ser cualquiera. Te explico con los siguientes puntos.

“Lo que somos”

Somos seres humanos, en un mundo que se esfuerza por convencernos que todo es normal. Que todo está bien. Que lo que hacemos al separar nuestras vidas por servir a “un dios” es una pérdida de tiempo. Que no vale la pena comportarse distinto y vivir un estilo de vida de adoración a “un dios” porque la vida es corta y hay que disfrutarla al máximo. Esa batalla es extremadamente dura, y aunque me duela reconocerlo, (a mí particularmente), en ocasiones me dejo ganar. Me esfuerzo por ser normal, por hablar como todos hablan y por hacer lo que todos hacen.

“Lo que decimos que somos”

Decimos que somos “una banda de worship”. Pero, qué peso y qué responsabilidad recae sobre nosotros al decirlo.

 “Lo que debemos ser”

Jesús, tuvo una escena muy similar a la de Foo Fighters. Mateo 5 nos cuenta que: Cuando vio a las multitudes, subió a la ladera de una montaña y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, y tomando Él la palabra, comenzó a enseñarles”. El tenía algo que decir! Hoy, más de 2000 años después, la gente aun sigue hablando de eso… y no fue un concierto, fue una vitrina que si se supo utilizar.

La idea principal de lo que creemos; de lo que Jesucristo, a quien nosotros aceptamos como nuestro “Señor y Salvador”, y a quien hemos decidido servir a través de la música en ocasiones, pero sobre todo a través del “servicio” en el área que sea, es ser “radicales”.Radicalidad es un concepto que no se entiende, ó pasamos por alto a propósito por la dureza de la palabra. No significa ser extremista y poner bombas o matar gente, sino que se elige y al hacerlo estamos renunciando a absolutamente todo lo que no nos lleve hacia donde queremos ir; hacia la meta. Mateo en el capítulo 5 versículo 37 relata que: “Cuando ustedes digan “sí”, que sea realmente sí; y cuando digan “no”, que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno”. Esto es tan sencillo de decir; pero tan difícil de cumplir. O dicho de otra manera, es tan difícil salir del círculo vicioso de la “normalidad” para entrar en la radicalidad, que uno puede llegar a creer que es una batalla perdida.

Ser radical es ser consecuente. Es alejarme de la tentación que me lleva al pecado. La tentación es un muy cruel ataque publicitario hecho a mi medida; en donde alguien que me ha estudiado muy bien; que conoce mis gustos/debilidades me ofrece en bandeja de plata lo que no debo pero quiero. Pero Dios nos ha dado herramientas que vienen de la mano con ser radicales y que está completamente en nosotros si las tomamos o no.  I Corintios 10:13 dice: “Ustedes no han pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir.”. Santiago 4:7 en adelante dice: “Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.8 Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes.” Entonces, esa decisión de resistir ante la tentación y darle luz verde a Dios y al anhelo de nuestro corazón de estar con Él es una de las decisiones más radicales que podamos tomar. Pero en ocasiones hay cosas tan sutiles que se presentan a nuestra vida y que tomar la forma de una mujer despampanante o de un regalo fantástico, nos tientan y nos hacen caer. Santiago continúa diciendo: “Si alguien habla mal de su hermano, o lo juzga, habla mal de la ley y la juzga. Y si juzgas la ley, ya no eres cumplidor de la ley, sino su juez.12 No hay más que un solo legislador y juez, aquel que puede salvar y destruir. Tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo?”.  Y es quizá este detalle el que más nos ha marcado en lo que llevamos de este proceso en el que nos encontramos.

Nosotros teniendo en cuenta lo que debemos ser, hemos caído muchas veces en el descrédito hacia otros músicos, otras personas; nuestros amigos, e incluso nosotros mismos. Y si algo hemos aprendido es que el poder destructivo que esto tiene es de magnitudes épicas. Inicia con una broma o un simple comentario mordaz, pero poco a poco, como una bola de nieve crece hasta que se convierte en inmanejable. Cuando nos damos cuenta de lo que estamos haciendo ya es en un punto en que hemos destrozado por completo o las actitudes o la personalidad de alguien.

Ahora, estando consientes de esto; queremos expresar nuestro error: “La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonará.16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz. Santiago 5: 15-16” Nosotros hemos caído ante la tentación que se hizo a nuestra medida de hablar contra otros; de reírnos de otros; y queremos a través de esta confesión que nuestro pecado sea perdonado y que la libertad que solo ésta acción trae, sea sobre nosotros.

El día de ayer sábado, inició con la lectura de este pasaje; que ahora, puesto en perspectiva tiene todo el sentido para nosotros: Romanos 5: 1-11 “En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado. A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados. Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios! Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida! Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación”.

La lección más grande que hemos aprendido hasta hoy, es que la línea que divide la tentación del pecado; (que es la misma que divide la normalidad de la realidad) es tan delgada, que sin pensarlo mucho podemos pasar de un lado al otro y estar completamente destrozados para cuando nos damos cuenta. La buena noticia es que al estar consientes de ello y querernos alejar de esto, se demuestra que hay una esperanza. La lucha no terminó ahí. Podemos renunciar a esto. Podemos ser consecuentes con lo que pensamos y con lo que hacemos. Podemos ser radicales. Empezar de cero y decidir no hablar mal de la gente. Y lo reconozco, me cuesta demasiado no hacer comentarios que entre broma y broma dejan ver mi propio resentimiento; porque es muy sencillo juzgar a otro con la misma vara con que me juzgaron a mí; y sacar de mi ese dolor por los comentarios que alguna vez alguien hizo, a través del rebote, de lanzarlos “aumentados” a otros. Pero lo difícil es perdonar a quienes nos hirieron. Y hoy entendí que mi corazón estaba completamente lleno de esas voces que me herían y me movían a juzgar a los demás.

Mi deseo es que la gracia de Dios esté sobre nosotros siempre, y que la mansedumbre y el dominio propio sean una bandera en nuestras vidas. Solamente así lograremos vencer en esta batalla.

Disculpá si lo que dije te hirió; o si la honestidad brutal con la que estas líneas fueron escritas te ha molestado; pero es un exorcismo de nuestras propias tentaciones y pecados y creemos firmemente que a través de esta confesión el perdón de Dios nos hará libres.

Siendo una banda de worship, o mejor dicho un grupo de personas llenas de errores y defectos que han elegido vivir una vida de adoración entregando el 100% de su esfuerzo por huir de la tentación y del pecado para agradar a Dios; no estamos exentos de vernos tentados por las conductas normales de los músicos. Y para mi o para nosotros sería muy tentador hablar por horas de los elementos técnicos y musicales de esta producción, pero eso sería como estar dentro del mismo estadio que Foo Fighters, y tenerte a vos entre la multitud, esperando que abramos la boca y que no te digamos nada. Por eso quise compartir con vos esto y decirte: Te amo; y agradezco a Dios por tu vida, por nuestra vida; y te pido perdón si alguna vez alguna conducta que hice frente a vos, o de espaldas a vos, te ofendió, o te marcó la vida para mal. Somos llamados a ser espejos de la presencia de Dios y a ser invisibles en cuanto a nuestras personalidades, pero si alguna vez viste a cualquiera de nosotros y llamamos tu atención con nuestras acciones alejadas de lo que Jesús habló: te pedimos que nos perdonés, de corazón.

Dios ha dado la salida para nuestra tentación. Una salida dolorosa e incompresible para algunos quizá, pero para nosotros tiene todo el sentido.

Que esta exposición de nuestra debilidad y nuestro pecado sea recibida por Dios como una ofrenda agradable y que su perdón, bendición y gracia nos acompañen no solo por el resto del proceso de grabación del disco, sino en nuestras vidas diarias.

Con amor,

Fernando Herrera,

Crossover.

 

El presente texto es propiedad intelectual de Fernando Herrera Ospino. ®Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total sin el consentimiento por escrito del autor. Para reproducciones contactar a herreraospino@aol.com.

One thought on “Grabación del Nuevo CD de Crossover

  1. Q decir? Soy testigo del cambio que Dios ha traído a la vida de mi amgio Fer. Doy fe de la gracia y el poder de Dios manifestado en la vida de todos los miembros de la banda CrossOver… una banda del Señor Jesús,q oro todos los días para que ante los dardos del enemigo siempre tengan el escudo de la fe, el casco de la salvación y la coraza de justicia. Usen la espada que es la Palabra de Dios y recuerden que no están solos en la lucha, yo y muchos también peleamos la buena batalla…en nuestros diversos círculos de influencia. Hasta la victoria siempre! Y no me refiero al socialismo…jejejejeeje Saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s